Tormentas de arena, megaciudades y complejos industriales

¿Qué ocurre en la calidad del aire cuando se juntan estos tres factores?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ciudades más contaminadas del mundo son Zabol (Irán), Gwalior (India), Allahabad (India), Riyadh (Arabia Saudí) y Al Jubail (Arabia Saudí). Todas estas ciudades tienen algo en común, y es que en ellas se pueden llegar a presentar hasta tres factores determinantes en relación con el efecto que tienen sobre la calidad del aire:

  • Episodios de tormentas de arena y polvo que contribuyen de forma natural a la concentración de los contaminantes atmosféricos PM10 y PM2,5.
  • Alta densidad de población, uso masivo del vehículo privado para los desplazamientos y habitualmente uso de combustibles fósiles poco refinados.
  • Alta actividad industrial, con presencia de numerosas centrales para dar servicio tanto a la propia ciudad como para la exportación de energía o combustibles.

En este tipo de escenarios, surge la pregunta de “si podemos anticiparnos a episodios de contaminación en estas zonas”.

Siguiendo el post anterior Polvo Natural: Cuando la contaminación viene del desierto en estas zonas no solo es necesario conocer las emisiones asociadas a la actividad antropogénica, sino que se hace evidente el uso de herramientas de modelización que permitan conocer el impacto del polvo natural en ellas.

Este hecho, sumado a la dificultad para obtener información asociada a las actividades potencialmente emisoras de contaminantes de la región, hacen que prever correctamente los episodios de contaminación en este tipo de entornos sea de extrema complejidad a nivel científico.

Aun así, la combinación entre el uso de herramientas de modelización y el cálculo detallado de emisiones atmosféricas a partir de un sofisticado proceso de levantamiento de información, da respuesta y solución ante esta complejidad en zonas urbanas próximas a entornos desérticos.

 

Herramienta de predicción y gestión de la calidad del aire en entornos urbanos complejos.

Meteosim ha desarrollado una herramienta de gestión de la calidad del aire urbana en la que diferentes modelos atmosféricos se combinan y se acoplan entre ellos para predecir la calidad del aire de los próximos días, así como para evaluar medidas de mitigación que permitan mejorar en el futuro la calidad del aire que respiran sus ciudadanos.

La herramienta se complementa con técnicas de modelización avanzadas que permiten conocer cuál va a ser el impacto en el aire de posibles accidentes industriales o situaciones de emergencia atmosférica que se pueden dar tanto en zonas urbanas como entornos industriales, permitiendo disponer de información adecuada en un tiempo de respuesta muy reducido. Esta funcionalidad específica permite a las autoridades ambientales implementar medidas de excepción y respuestas efectivas ante emergencias ambientales relacionadas con la calidad del aire.

Concretamente el sistema se basa en el acoplamiento del modelo químico-meteorológico WRF-Chem, del modelo fotoquímico CMAQ, del modelo de emisión desarrollado por Meteosim AEMM, del modelo de dispersión CALPUFF y del modelo de respuesta ante emergencias HySPLIT.

tormentas

Se espera que en el futuro este tipo de soluciones puedan exportarse a grandes ciudades de todo el mundo que presenten similares características, pudiendo ayudar a la administración competente a mejorar la calidad del aire de sus conciudadanos.

Posts relacionados

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meteosim