Las ventajas de usar una API

Jun 13, 2019 General api

42122217 - laptop, human hand, typing.

La manera más habitual para acceder a una aplicación o a un servicio online es a través de una plataforma web. Simplemente el usuario entra a la URL correspondiente y obtiene la información que necesita interactuando con dicha aplicación web a través de un navegador. En otras palabras, el usuario utiliza lo que el proveedor ha diseñado como la interfaz de usuario.

Esta forma de proceder, habitualmente es suficiente para una gran parte de los clientes. Sin embargo, existen otras formas distintas de acceder a la información que seguramente sean más interesantes para una tipología concreta de usuarios.

En concreto, si el servicio online lo permite, también puede acceder a la misma información ejecutando unas órdenes que el usuario ha programado previamente. Técnicamente este sistema de obtención de la información se conoce como Interfaz de Programación de Aplicaciones, o API.

En el siguiente post, explicaremos las características de las APIs debido a que pueden abrir un mundo de posibilidades, muy interesantes para los usuarios, si se poseen ciertos conocimientos de programación.

Una API permite la comunicación entre dos aplicaciones. Una aplicación “A” (la del usuario) envía una petición a la aplicación “B” (la plataforma web) y ésta le devuelve una respuesta con la información o el resultado de la acción solicitada en la petición de “A”. Como ya se ha comentado, la idea es que el envío de las peticiones y la interpretación de las respuestas se “programen” previamente, por tanto se hace necesario contar con conocimientos de programación para sacarle el mayor partido al protocolo.

Entre las principales ventajas que supone utilizar esta vía tenemos:

  1. La automatización. Con una API ya no es necesario que un trabajador deba entrar en la plataforma web para realizar tareas, sino que éstas se pueden programar desde un ordenador con la mejora de la eficiencia que eso supone. Sería posible, por ejemplo, obtener datos de la plataforma en tiempo real sin intervención humana, o programar la ejecución de ciertas acciones en la plataforma en el momento que se den determinadas condiciones.
  2. El usuario puede personalizar o añadir funciones al servicio dado por la plataforma web, o realizar análisis con los datos obtenidos según sus necesidades. De este modo, es como si el usuario se hiciera “un traje a medida”, y que además puede modificar o cambiar cuando lo desee y de manera totalmente independiente.
  3. Por último, y quizás lo más interesante, es que las APIs pueden utilizarse para integrar los servicios de la plataforma web dentro del sistema (o producto) del propio usuario, como si formara parte del mismo. Esta integración o sincronización no depende ni del sistema operativo ni del lenguaje de programación utilizado.

Posts relacionados

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meteosim