Impacto de la meteorología en España el 2018 en el mundo del seguro

La meteorología ha tenido un gran impacto en la generación de siniestros el pasado año 2018, sobretodo en los daños causados por precipitación debido a que fue un año muy lluvioso en gran parte del territorio español.

 

El año 2018 en España, meteorológicamente hablando, se ha caracterizado por ser cálido y anormalmente húmedo, tal y como define AEMET (http://www.aemet.es/es/noticias/2019/01/2018_calido_muy_humedo) en su resumen meteorológico anual, y en cual es importante destacar que se produjeron diferentes episodios de precipitación intensa, tanto a lo que a cantidad como intensidad se refiere. Durante el año destacan los siguientes episodios de precipitación:

  • Los meses de primavera fueron, en el conjunto del país, extremadamente húmedos, con una precipitación media un 83% superior al valor medio.
  • El mes de agosto fue un mes con intensa actividad tormentosa en muchos puntos del país, convirtiéndose en el mes con más tormentas de este siglo.
  • En otoño se produjeron precipitaciones de gran intensidad y con grandes cantidades acumuladas en toda la zona del mediterráneo, tanto en la Península como en Baleares.

Estas condiciones meteorológicas han repercutido en el número de siniestros que han tenido que tramitar las empresas aseguradoras, siendo los fenómenos atmosféricos los protagonistas en la asistencia al hogar durante el 2018, tal y como se recoge ASITURFOCUS (http://asiturfocus.es/datos-y-estadisticas/fenomenos-atmosfericos-asistencia-hogar-2018/)

En España, los daños derivados de catástrofes naturales son cubiertos por el Consorcio de Compensación del Seguro (CCS), pero no pasa lo mismo con los daños producidos por eventos meteorológicos habituales (lluvia, viento, granizo,…), que son cubiertos, siempre que la póliza lo contemple, por las empresas aseguradoras. Este hecho, hace que las condiciones meteorológicas influyan directamente en los siniestros que tienen que tramitar las empresas del mundo del seguro y, como consecuencia, que tengan un impacto económico en sus resultados económicos anuales de las compañías de seguros.

Asimismo se prevé que tanto la variabilidad meteorológica como los fenómenos meteorológicos adversos vayan en aumento debido al cambio climático. Según el estudio “El negocio del tiempo – Cómo las compañías se pueden proteger contra la creciente volatilidad meteorológica” realizado por ALLIANZ GLOBAL CORPORATE & SPECIALTY  el impacto de la variación del tiempo habitual en la economía de la Unión Europea podría alcanzar en el futuro los 406.000 millones de euros.

Por este motivo, disponer de herramientas que permitan tener un mejor conocimiento de las condiciones meteorológicas y/o climatológicas habituales , ya sean a pasado y/o futuro, son cada vez más necesarias para el sector del seguro.

Conocedores de este hecho, en Meteosim, en los últimos años hemos desarrollado diferentes servicios y herramientas meteorológicos específicas para las empresas del mundo del seguro. Entre ellos destacamos:

  • Plataforma web que permite la consulta de los diferentes datos meteorológicos oficiales en formato histórico. La herramienta permite la consulta rápida y ágil de los valores meteorológicos clave, reduciendo el tiempo en la gestión de siniestros relacionados con fenómenos meteorológicos.
  • Sistema automatizado de envío de registros de datos meteorológicos que han superado un determinado umbral de interés para el cliente. El servicio permite a través de métodos estadísticos o de modelos meteorológicos la obtención de datos para los códigos postales que no poseen estación meteorológica.
  • Estudios técnicos para evaluaciones periciales para determinar la ocurrencia e intensidad de fenómenos meteorológicos que han causado un siniestro y que tiene las estaciones meteorológicas demasiado alejadas de la ubicación exacta del siniestro.
  • Servicio de pronóstico de alertas meteorológicas por código postal que permiten conocer con antelación las condiciones meteorológicas, para que la empresa aseguradora pueda actuar de forma proactiva en la gestión de siniestros causados por fenómenos meteorológicos.
  • Análisis de los datos climáticos históricos por código postal que permiten incorporar el componente climático en la tarificación de pólizas de seguros. La obtención de los datos puede realizarse a través de métodos estadísticos o de modelos meteorológicos.

 

meteosim

 

Posts relacionados

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meteosim