2019, el año de los extremos

Mar 05, 2020 General
Balance de un año marcado por las olas de calor históricas y las DANAs en el levante peninsular. Vamos a analizar con estos 4 mapas como ha sido el año que acabamos de finalizar.
meteosim-blog
Un año más cálido de lo normal.

El año 2019 ha sido un año claramente cálido en conjunto. La comparativa de los valores de temperatura media registrados durante este último año frente al periodo de los últimos 30 años (1988-2018) no da lugar a dudas: las anomalías positivas (colores cálidos) se extienden a lo largo y ancho de la Península y los dos archipiélagos. El año ha sido particularmente cálido en gran parte del centro y sureste peninsular, así como en zonas de alta montaña, donde las anomalías positivas han superado puntualmente los 1,5ºC.

Verano tórrido marcado por un mes de junio de récord.

Gran parte de los registros de temperatura máxima anual se alcanzaron durante el mes de junio, contrariamente a lo esperable desde el punto de vista climatológico (julio y agosto). El motivo: una importante ola de calor que afecto durante los últimos días de este mes a gran parte del territorio, especialmente destacada en el este peninsular, que dio lugar a nuevos récords de temperatura máxima tanto mensual como anual. El Valle del Ebro fue la zona cero del calor, ya que también otra ola de calor registrada durante el mes de Julio se cebó particularmente con esta zona.

De hecho, las masas de aire cálido de junio y julio afectaron a gran parte del continente europeo, estableciendo nuevos registros máximos en países como Francia, Reino Unido, Bélgica o Alemania, y dejando valores insólitos, como los más de 42ºC registrados en París.

Precipitaciones muy desiguales: el interior se seca.

La distribución de las precipitaciones durante el 2019 ha sido muy irregular. Como es habitual, encontramos los registros más elevados en Galicia y las comunidades del Cantábrico, con acumulados por encima de los 1000 mm. Sin embargo, el año ha sido seco o muy seco en gran parte del centro y sur peninsular. En particular, en parte de la Meseta, Valle del Ebro y suroeste peninsular, no se ha llegado ni a la mitad de lo climatológicamente esperable.

Torrencialidad mediterránea: las DANAS están de moda.

En la mayor parte de la fachada mediterránea, las precipitaciones han estado por encima de lo habitual, en gran parte debido a varios eventos/episodios de precipitaciones torrenciales registrados durante el año.
Hasta 3 depresiones aisladas en niveles altos (DANA) han afectado a diversas zonas de las comunidades mediterráneas durante los meses de abril, septiembre y diciembre, dejando registros de récord e inundaciones históricas en zonas como el Mar Menor (Murcia) o la Vega Baja (Alicante).

En resumen, es fácil comprobar que 2019 ha sido un año muy movido meteorológicamente hablando, donde los eventos extremos se han dejado notar en amplias zonas del territorio nacional. Desde Meteosim, seguimos trabajando por conseguir las mejores previsiones que permitan diagnosticar este tipo de episodios severos y estar alerta ante sus consecuencias.

Posts relacionados

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meteosim